2Min & JongKey “Bloody (Night)Mare” Cap. 1

Autora: J.E.A

FanFic YAOI;  2Min:  “BLOODYMARE!”

Era una noche oscura y lluviosa. Me encontraba herido, con mi ropa rasgada y corriendo, o más bien huyendo con mis últimas fuerzas, de dos hombres los cuales me habían golpeado solo por el hecho de estar durmiendo en aquel callejón de “su propiedad”, queriéndome castigar violándome. Solo creí que pasaba en las película pero me sucedió a mí también… por mirar hacia atrás para ver si los perdía tropecé y caí al suelo, aquellos hombres se acercaron agitados y me alcanzaron…

-Muy bien niño! Ya es hora de que cumplas con tu castigo!-

Me dijeron acercándose a mí con una sonrisa demasiado perversa y relamiéndose los labios con aquella larga lengua, lo cual me dio miedo, ya nada ni nadie podría salvarme, pero me equivoqué… alguien con una capucha apareció de la nada y se colocó entre medio de aquellos tipos y yo…

-Y tu quien eres! Niñato!, salte del camino ahora mismo si no quieres que lastimemos tu rostro!-

Aquella persona, al parecer era un chico al igual que yo por lo que pude oir de esos tipos, pero este chico no dijo nada, solo escuché los gritos desesperados de aquellos tipos…

(El chico se posiciono en frente de aquellos 2 hombres, cambiando sus ojos de color a uno verde como la esmeralda, mientras abría su mandíbula mostrando aquellos blancos y filosos colmillos, por ser aun joven, si era un vampiro…)

-Huyamos de aquíii!! Es una maldito fenómenooo!-

Fue lo último que alcancé a escuchar mientras oía como salían corriendo… aquel chico simplemente soltó una pequeña risa de satisfacción y dijo…

*-Cobardes!…-*

Girándose hacia donde estaba yo, comencé a toser pues ya me encontraba agitado de tanto correr con heridas en mi cuerpo… él se agacho me extendió su mano y me dijo con una sonrisa totalmente cálida…

*-Estas Bien?-*

-S…si cofcof!- Tosía entre palabras –Gra…gracias por ayudarme- Extendiendo mi mano para sujetar la suya… -Pe…pero dime, qui…quien y qu…que eres?, porque te han llamado fenómeno?-

 

Él simplemente sonrió mientras me ayudaba a parar…

*-Disculpa mi descortesía, me llamo CHOI MinHo, y con respecto a tu segunda pregunta… no quieres que cure primero tus heridas… estás muy mal, aquel corte cerca de tu riñón izquierdo es muy peligrosa y profunda, has perdido mu…mucha sa…sangre-*

 

Lo miré extrañado pues me sorprendió como cambió de tema en un instante, pero algo más también llamó mi atención, al mencionar lo de la sangre se veía un poco extraño como luchando contra algo interno simplemente acepté su ofrecimiento…

-Oh! Sabes pri… cofcof primeros auxilios?, sorprendente!, pues cofcof cúrame si puedes, te lo agradecería cofcof mucho-

 

Él simplemente sonrió, me giró quedando él detrás de mí, una mano se colocó en mí mentón alzándolo y haciéndolo hacia una costado, eso me extrañó –Qu…que va…vas a hacer MinHo sshi?-pregunté algo confuso mientras su rostro se acercaba a mi cuello

*-Curarte…curarte de tus heridas…-*

 

(Sacó sus colmillos una vez más mientras buscaba el lugar indicado de aquel blanco y virgen cuello)

-Pe…pero es…es mi cuerpo el que está he- AAHHHHH!!!- Sentí 2 finas agujas insertarse en mi cuello pero no me dolió, al contrario un éxtasis recorrió mi cuerpo… dirigiéndose hacia donde estaba aquella herida, cicatrizándola al instante en conjunto al dolor que se esfumaba a…acaso él era un vampiro!… de repente sentí que me desmayé.

Abrí los ojos al instante y todo era blanco e higiénico, me levanté… pero no pude mover mis piernas no las sentía! Cuando pude razonar y ver a mi alrededor una vez que aquella desesperante situación la pude aceptar, me di cuenta… estaba en un hospital, en una camilla, internado… pus tenía suero en mi brazo izquierdo… al instante llevé mi mano a mi cuello tocándome aquel lugar donde había sentido aquella punzada… no tenía nada… había sido todo un sueño?… o más bien pesadilla?… respiré algo aliviado pero no del todo pues estaba postrado en aquella cama, llamé a la enfermera a mi cargo, un chico apareció en su lugar, no era cualquier chico ERA MINHO!, quien llevaba puesto aquel traje de enfermero…

-MinHo!!!, que…qué haces aquí!?…- Pregunté exaltado cubriéndome nuevamente el cuello… aquel chico me miro algo sorprendido y extrañado…

*-A…acaso nos conocemos joven?-*

Al ver aquella reacción, supe que todo aquello había sido literalmente una pesadilla… -No…lo siento le he confundido con alguien más… disculpe- Dije ahora en un tono más calmado haciendo una reverencia en forma de disculpas…

*-Al parecer, me confundió pe…pero en verdad que ese es mi nombre jeje, así que tal vez me habrá confundido con mi hermano gemelo perdido?-*

 

Me sonrió el muchacho, diciendo aquello último con un tono de broma, pero para mí no había resultado tan gracioso, su nombre su apariencia era igual a aquel chico que me había “rescatado”, solo sonreí levemente para no parecer descortés y me quedé sumido confundido en mis pensamientos…

*-Para que me ha llamado joven?, pues así lo hizo no?-*

 

Me dijo sacándome de mis pensamientos –Ah es verdad!, quisiera poder ir al baño, pero al parecer no puedo caminar, y no sé el porqué.- Dije algo desanimado…

*-Oh sí enseguida vuelvo espéreme un segundo-*

 

Me dijo nuevamente aquel muchacho saliendo de la habitación volviendo con una silla de ruedas en las manos, colocándola pegada a mi camilla, destapándome delicadamente…

*-Bien, con cuidado, sujétese de mí, si le es más cómodo agárrese de mi cuello…-*

Me decía de una manera muy amable y cálida, sinceramente al sentir su respiración en el lado supuestamente mordido de mi cuello me dio una escalofrío, su aroma, su perfume era muy delicioso también, mi rostro se apoyó en su cuello y mis ojos se cerraron por unos instantes deleitándome con aquel peculiar aroma, hasta que nuevamente el vibrato de su garganta me saca de aquella sensación…

*-Tenga cuidado… mire que esa herida cerca de su riñón puede abrirse…-*

Fue ahí donde mis ojos se abrieron completamente y mireé bruscamente mi cuerpo, tocándome aquella zona confirmando que estaba vendada… quice calmarme y lo más tranquilo que pude pregunté ya sentado en aquella silla…

-Di…disculpe, pero usted sabe lo que me ha pasado… y porqué estoy aquí y así?-

 

Pregunté mientras ya íbamos camino al baño…

*-Hmm si no me equivoco, lo que dice su historial es que al parecer lo asaltaron, por eso esa herida, y que como era de noche y llovía lo atropelló un auto, y por eso no puede caminar… pero creo que su invalides es temporal es por el shock que sus piernas no responden, y adivine qué?… yo fui quien lo encontré! Jeje, por eso hice hasta lo imposible porque me dejaran a su cargo, en verdad me preocupa…-*

 

Quedé simplemente estático ante sus palabras… en…entonces… acaso aquello había sido o no? Una pesadilla era demasiada confusión! Me estaba volviendo loco!, pe…pero los vampiros no existen!

-Hmm, ya veo… gracias por la información, es sinceramente no recuerdo nada de mi vida anterior a esto…-

 

*-Si, es que lo que si le causó aquel impacto fue amnesia, eso sí lamento decirle…-*

 

-No te preocupes… igual al parecer no tengo familiares, sino ellos ya estarían aquí… pero no los veo por ningún lado, tú los ves? No verdad?… estoy totalmente solo en este mundo…-

 

Me dije resignado con ganas de llorar, pero no quería hacerlo… ya nos encontrábamos camino de vuelta a mi habitación… mientras mi mirada fría y vacía se apoderaba de mí sumergiéndome una vez más en mis pensamientos, los cuales una vez más aquel chico me sacó…

*-No estás del todo solo, yo estoy aquí no lo ves?… y en verdad estoy preocupado por ti… yo también vivo solo… pero todos los días le intento hacer frente a la vida y sonreírle para no caer ante la depresión… si te hace sentir mejor…-*

 

Alzándome en forma de princesa de aquella silla, colocándome nuevamete en mi camilla…

*-Cada vez que me necesites ya sea para ayudarte a higienizarte, ir al baño o simplemente para hablar, solo toca ese botón de ahí y estaré aquí lo más pronto posible…-*

 

Me sonrió una vez más acercándome la comida, la cual rechacé con asco…

*-Debes comer TaeMin sshi… estás demasiado delgado y débil…–*

 

-No… no quiero gracias… solo quiero descansar un poco… aparte eso sabe a medicina… y no me agrada para nada…-

 

Una vez más me sonrió divertido… y apartó la comida de mí…

*-De acuerdo como quieras… ahora descansa…-* Me decía mientras me arropaba con aquella finas sabanas… *-Ya sabes… si necesitas algo, solo llámame-* Acarició mi rostro de una manera tal vez “maternal” para mí lo que me llenó de paz, junto con su sonrisa, no pude evitar devolverle aquella sonrisa y mis ojos nuevamente se cerraron.

De repente sentí un escalofrío en mi cuerpo, abrí los ojos nuevamente, y ahí se encontraba MinHo acariciándome el cabello, sonreí… aunque se encontraba vestido ormal y no de enfermero

-MinHo sshi, buenos días…- Dije levantándome de aquella cama… esperen! Dije levantándome!? Podía mover mis piernas!? Una felicidad enorme me invado no pude evitar sonreír ampliamente…

*-Estás un poco perdido… ya es e noche… aunque para nosotros… si es “buenos días” jeje-*

 

-No…nosotros!?- Pregunté extrañado mirando al mi alrededor, algo andaba mal… las paredes ya no eran blancas, sanó estaban tapizadas, con una especie roja y negra, -En…en dónde estoy?-Pregunté ya un poco exaltado…

-En mi hogar…- Me dijo con una sonrisa de lado -Y ellos son algunos de mis hermanos… pues tengo muchos… KiBum y JinKi-

 

-Ti…tienes hermanos… pero no se supone que vives solo también al igual que yo?… tú me lo dijiste! Y porqué no estoy en el hospital!? Acaso me sacaste de allí o qué?-Comencé a hacer preguntas una tras otra, mientras mi nerviosismo iba aumentando a pasos agigantados… pues me imaginaba lo que podía ser…

*-Yo nunca te dije que vivía solo, de donde has sacado eso?, y hospital? Que hospital?, si desde que te salvé de aquellos brabucones has dormido 2 días enteros y éstas son las primeras palabras que cruzamos luego de que curara tus heridas…-*

 

-Bra…bravucones!?- Abrí mis ojos lo más grande que podía acaso, estaba dentro de esa pesadilla otra vez!… –Pe…Pero! Si…si tu me dijiste que contara contigo para lo que neceitase…!-

 

*-Oye estás bien?-* Me miró extrañado y colocó una de sus manos en mi frente… yo se la quité bruscamente…

-No me toques!- me levanté bruscamente de aquella cama, luego me di cuenta que tal vez aquel movimiento tan brusco, podría abrirme la herida… pero… esperen un momento, me toqué aquella zona donde supuestamente debía estar herido pero no tenía nada… ni siquiera un mínima cicatriz… -Qué…qué ha pasado con mi herida?- Pregunté un poco agitado por la exaltación que tenía, pero mi tono había disminuido un poco…

#-Aish! Niñato! Acaso estás loco o qué?, no recuerdas que le diste permiso a MinHo Hyung para que te curara!, él te mordió y absorbió todo tu mal estado, ha estado un día en cama agonizando y con fiebre por tu culpa y así se lo agradeces!?-#

 

Me decía ahora uno de los otros 2 chicos que se encontraban en la habitación, su mirada era la de un felino enfadado… eso tal vez me intimidó un poco, pero me hizo recordarlo todo… así había sucedido… pues MinHo me había salvado de lo que iba a ser mi indigna muerte de seguro y yo aquí despreciándolo…

-Yo…yo l siento MinHo Sshi, le agradezco que me haya salvado… y por la dudas me presento mi nombre es TaeMin… mi…mi apellido o lo recuerdo… lo siento- Hice una reverencia en forma de disculpas, él se volvió a acercar a mí y me sonrió… acarició mi cabello.

*-Descuida… puedo comprender completamente tu reacción… es normal… enterarte de un momento a otro de nuestra existencia…lo puedo comprender puedo comprender en el shock en el que te encuentras seguramente, y por cierto bienvenido a nuestra hermandad… los vampiros…-*

 

(Hizo un gesto con su mano abarcando todo el lugar desplazando su brazo, dejando a la vista a aquellos chicos que ahí se encontraban uno con una sonrisa y el otro de mirada felina con un puchero enojado, resentido)

 

-Que!?, en…entonces si son vampiros de enserio!?-

 

Pregunté sorprendido pero ya no sentía miedo ni nada, al parecer me había resignado a tener esta pesadilla cada vez que mis ojos se cerraban…

*-Si TaeMin, y tú estás camino a convertirte en uno, tus ojos… se están volviendo azulados…-*

 

-Pe…pero que di…dices?!- Pregunté una vez más sorprendido, el sonrió de lado, se giró y yo lo seguía con la mirada un poco impactado, de su cajón de la cómoda sacó un pequeño espejo…

*-Mírate…-* Me dijo sonriente mientras me extendía su mano con el espejo, yo agarré aquel objeto y si era verdad, mis ojos cambiaban de una manea intermitente y lenta de azul a negro.

-Oh por dios!, pe…pero no se supone que los vampiros no se reflejan en los espejos?-

 

*-Sabía que esa pregunta la harías, siempre la hacen, y una vez más vuelvo a responderla… no TaeMin, lo del reflejo es un maldito mito, somos personas de carne y hueso como cualquier otro ser humano, lo único que nos distingue de ellos es el pequeño detalle de nuestros colmillos, pero nada más, nosotros somos una raza extraña, podemos andar tanto de día como de noche… pero también tenemos una particular distinción propia de nuestra raza… nuestros ojos…-*

 

-Que…que hay con ellos?- Pregunté algo curioso, entretenido por toda su explicación… se señalo los propios y comenzaron a cambiar a un color verde como la esmeralda… me sorprendí… sonrió ante mi gesto y señaló al de mirada felina, y él comenzó a acercarse, sus ojos comenzaban a cambiar a un azul…azul zafiro?, -Ojos verdes y azules?, no se supone que cuando adoptan su verdadera forma sus ojos cambian a un celeste o amarillo?- MinHo sonrió una vez más y suspiró…

*-Puede que sí, pero por eso te dije que nuestra raza era particular, y te preguntarás porqué si somos de la misma raza tenemos distinto color de ojos verdad?-*

 

-S…Si algo por el estilo-

 

*-Es porque nuestros ojos nos dicen el tipo de personalidad que tenemos… pero no la personalidad en sí sino cuando…cuando bueno hacemos eso! Nuestros ojos azules o verdes nos dicen si seremos de carácter pasivo o activo… respectivamente t…tu me entiendes verdad-*

 

Me sorprendí y sonrojé un poco ante esa explicación, sin duda era una característica extraña en este clan vampírico… esperen… -Entonces! Si…si mis ojos cambian a azules qui…quiere decir que soy de carácter pasivo!?- pregunté algo avergonzado demasiado sonrojado, MinHo solo sonrió y asintió con su cabeza, de repente un mareo vino a mí y caí en el suelo alcancé a arrodillarme, pero todo daba vueltas a mi alrededor, MinHo se acercó a mí y me sujetó, ayudándome a parar…

*-Oye TaeMin! Te encuentras bien!?, que te ha pasado?-*

 

-Nada…- Dije merándolo con dificultad mientras sonreía con dificultada también –Es…es solo que me…me siento débil…- Seguidamente me desmayé pero escuche en forma de eco y a lo lejos la vos de MinHo sshi

*-Rápido Key! Trae la sangre! Debe comer!, pierde color y calor en su piel demasiado rápido!-*

 

Acto seguido de esto no pude lograr oír ni sentir más nada… aparecí en el vació un lugar frío y oscuro todo se veía negro, no había nada a mi alrededor comencé a asustarme comencé a sollozar cuando de repente alguien con una capucha negra aparece, su rostro no lo lograba visualizar, pero poseía algo en su mano, se iba acerando a mí de a poco logrando que mi cuerpo se paralizara cada vez un poco más y comenzara a sentir como me congelaba por dentro… pero esa vos cálida a lo lejos se comenzó a oír!…

*-TaeMin! Vuelve! TaeMinnn!!-*

 

-MinHo sshi! MinHo sshi! Ayúdame! Ayúdame por favor!-

 

Dije desesperado al oír aquellos gritos. De pronto comencé a sentir como mi cuerpo se zarandeaba lentamente, y mi cuerpo comenzaba a sentirse cálido otra vez… aquella silueta se esfumó de la misma forma en que apareció y una corriente recorrió mi cuerpo devolviéndome aquel calor que me faltaba… desperté…

Nuevamente… rodeado de paredes blancas, abrí mis ojos lentamente y con dificultad, visualizando una silueta borrosa, de cabellos negros la cual se encontraba en frente mío, de a poco cuando mi vista se fue aclarando pude reconocerlo era MinHo sshi su rostro reflejaba angustia y sus mejillas estaban húmedas, mientras más lágrimas desbordaban de sus ojos, al parecer estaba llorando…

-Por…por qué lloras, MinHo sshi?- Pregunté algo agitado, pues decir aquellas palabras me habían dejado cansado de verdad… pero de igual manera sonreí…

*-Babo!-* Se abalanzó sobre mí con cuidado abrazándome mientras lloraba aún con más intensidad en mi hombro… *-Casi te mueres!, casi abandonas este mundo dejándome solo!-* Me decía entrecortadamente por causa de aquellos llantos que reflejaban exactamente la tristeza que tenía, la preocupación… Con mis manos casi sin fuerzas pude lograr abrazarlo, mis manos estaban adormecidas… no tenía la fuerza para controlarlas…

-En verdad?, casi muero?… pero si tú… olvídalo, no es nada…- Dije pensando en el MinHo de mis… pesadillas? –Lamento el haberte causado tanta angustia, en verdad no lo querría por nada del mundo… te has transformado en la única persona que tengo… como podría abandonarte…- Sonreí casi sin fuerzas

*-No lo…lo sé pero casi lo haces!, agradece que se me dio por pasar a visitarte por última vez antes de regresar a mi solitario departamento, como lo hago todos los días hace 3 meses!-*

 

-3 meses!?, pe…pero si tan solo fue ayer que no quise comer, y decidí dormirme…-Continuaba hablando y cada vez me agitaba más… MinHo se apartó de mi cuerpo y se sentó en la silla que se encontraba al lado de mi camilla, tomó mi mano con las suyas y m miró ahora más calmado pero aún con sus ojos rojos e hinchados…

*-No TaeMin, no digas más, estás muy débil… y eso que dices paso hace 3 meses, luego de que te durmieras, tu cuerpo, entro extrañamente en coma,  de vez en cuando solías soltar frases sin sentido involuntariamente, pero hoy cuando vine a visitarte por última vez… tu comenzaste a respirar muy agitado como si te estuvieras asfixiando y la máquina la cual marcaba tu pulso, tu ritmo cardiaco comenzó a acelerarse y a pararse de repente por segundos hasta que cada vez tardaba más tiempo en retomar aquel ritmo, por eso me asusté y llamé al doctor que estaba de guardia, por suerte supo qué hacer y a través del electro shock pudimos rescatarte, revivirte…-*

 

Sus ojos comenzaban a llenarse de lágrimas otra vez a medida que me iba contando lo sucedido

-En… en verdad ha pasado todo eso?… pero… co…como puede ser que…que mi cuerpo… se comporte de manera tan… tan extraña?… oh! Cierto, de seguro habrpa quedado débil después de haber pasado tantas noches frías, oscuras, y lluviosas durmiendo en un callejón sin ninguna clase de refugio…-

 

*-Tae…Min sshi… ha…has recordado algo de tu vida!?-* Preguntó ahora con otro semblante en su rostro, con una pequeña luz, alegría en él, en sus ojos… lo miré de repente, pues no me había percatado de eso…recordé toda mi vida en cuestión de segundos…

-S…si hyung he recordado todo el asco de vida que tenía antes de conocerte…-

 

Sonreí amargamente… él solo sonrió, se acercó a mí, me sentó con cuidado en aquella camilla, y me abrazó con mucho cariño, sus brazos se sentían cálidos, yo solo podía sonreír, amargamente… pues comencé a odiar mi vida anterior al accidente… él se separó de mi cuerpo, sujetó mi rostro mi pálido y demacrado rostro de seguro con su enormes manos me miro a los ojos, me sonrió una vez más y lentamente comenzó a acercarse a mis labios, capturándolos, besándolos delicadamente… con amor, ternura, cariño y una pizca de pasión, comencé a corresponderle… pues desde cuando me había enamorado de él si tan solo lo había visto 2 veces… o tal vez 4 o 5 contando aquellas apariciones en mi “pesadilla”. Sus labios se separaron de los míos tan delicadamente, que parecía como si estuviera dejando una porcelana, intentando que haga equilibrio para que ésta no se cayera y rompiera…

*-Por favor Minnie, no me hagas nunca más esto, casi me matas de un infarto, con la angustia que me has hecho pasar… pare serte sincero, me hice cargo de ti desde el primer momento en que ti vi en aquella calle tirado herido, porque me pareciste hermoso, si hermoso desde el primer momento, y hasta ahora lo puedo confirmar, te amo… sé que es muy rápido decir palabras de tal magnitud en base a un pequeño beso pero es lo que siento, así que por favor no me dejes, no me dejes nunca… cuando salgas de este hospital y te den el alta por favor, ven a vivir conmigo, te ofrezco mi techo, mi comida y mi…mi cama…-*

 

Sonrojándose ante esta última palabra, yo solo sonreí de una manera muy serena, mi cuerpo emanaba paz en ese momento…

-No soy, un gatito o perrito abandonado sabes?, o bueno tal vez si… en verdad agradezco que me ofrezcas tu hogar… déjame pensarlo si?.- Sonreí mientras él también asentía con una sonrisa… -Ahora… me llevas nuevamente al baño.- Dije ahora con una sonrisa más colorida, y con un poco más de fuerza, sentía que sus sonrisas eran píldoras energéticas para mí… él asintió y se paró de su silla acercando la silla de rueda que ahí a su lado se encontraba plegada… una vez más me alzó en forma como si fuera un princesa y me colocó en la silla… dirigiéndome al baño…

*-Ahora sí que no tienes escusa, antes de que quieras regresar a la camilla deberás comer algo, estás como 3 veces más liviano que desde la última que te alcé, me preocupas Minnie, así que por favor haz el esfuerzo de pasar la horrible comida de aquí por tu estómago, necesitas alimentarte, de esa manera tendrás más fuerzas y energías haciendo que te recuperes más rápido, y así podrás salir de este lugar, ya que supongo que no es de tu agrado…-*

 

-Hyung… no quiero que por mi culpa, por lástima de mi invalides te ates a mí, torturándote toda la vida cuidándome, no quiero que desperdicies tu vida cuidando de un inválido por el resto de tu vida solo por lástima, ahora eres joven y tienes fuerzas para alzarme pero cuando crezcamos, yo me volveré más pesado y tu más débil de huesos…-

 

*-No digas eso Minnie!, tu no estarás inválido para siempre… si comes y puedes mantenerte despierto el día completo, puedes hacer la rehabilitación, y saldremos a caminar al parque, y a correr!, tú no estás destinado a ser u infeliz toda tu vida!, no crees que eres joven aún para darte por vencido ante la vida!-*

 

Sonreí amargamente una vez más al oír como MinHo me “regañaba”, pero simplemente comenzaba a hacer oídos sordos… ya me había dado por vencido… desde hace años… solo quería morir para acabar con mi asquerosa y miserable vida, aún no entiendo porque ese auto no me mató… aunque si así lo hubiere hecho… no podría haber conocido a MinHo ni tampoco haber “soñado” con él, ahora me encontraba en una lucha constante interna, si muero no causo más molestias a nadie, eso es genial, pero si no lo hago, puedo ser capaz de ver a MinHo todos los días… pues debo admitirlo me había enamorado de él, su amabilidad me sedujo, pues yo estaba muy necesitado de ese sentimiento… “solidaridad, amabilidad, comprensión”

-De acuerdo MinHo sshi… lucharé por volver a caminar y así podremos ir a caminar al parque-

 

*-Así me gusta que hables TaeMin sshi! Ahora… come me haces el favor?-* Me dijo nuevamente con aquella sonrisa tan cálida y propia de ellos, si ellos, ambos “MinHos” tenían esa sonrisa, me acomodó en la camilla arropándome y acercándome la comida, dándome él mismo de comer, para asegurarse de que me la comiera toda… con asco… lo hice me comí todo, y nuevamente aquel sueño devastador se apoderó de mí… -Te…tengo sueño hyung…- Dije bostezando un poco refregándome los ojos acomodándome nuevamente en la camilla, con algo de dificultad pues había olvidado que no podía mover mis piernas, *-Está bien, descansa, hoy me quedaré toda la noche a tu lado por si algo sucede…-* aquella invalidez ya comenzaba a desesperarme, ahora prefería estar en la “pesadilla” pues allí si podía caminar… me dormí… con aquel deseo en mente.

*-Oye bello durmiente, cuanto más piensas dormir eh!?-* Escuché nuevamente a MinHo, hablándome ya en tono de regaño y no en el plan de amabilidad, mis ojos se abrieron con dificultad pues me pesaban mucho…

-Lo siento, ya me despierto, para que comencemos con la rehabilitación…-

*-Rehabilitación? De que!?, oye tu si que me asustas, tomaste o comiste algo estando sonámbulo o algo!?, rehabilitación de que me hablas!?-*

 

Abrí mis ojos sorprendido, me levanté bruscamente y nuevamente esas paredes rojas y negras, estaba otra vez en la pesadilla que ahora pasó a ser sueño… mi ojos brillaron y sonreí ampliamente… –MinHoooo!!!!- Grité al verlo nuevamente vestido como una persona normal pero con clase, típico vestuario de vampiro, me levante de la cama con alegría sabiendo que podría mover mis piernas y me abalancé sobre él, me colgué en su cuello y me refregué un rato en él… me corresponde mientras me sonríe…

*-Jeje, que es toda esa alegría y energía tan de propo, y a que debo tanto cariño de tu parte eh… te pasó algo… soñaste algo bonito, feo? O que pasa jeje.-*

 

Me decía mientras comenzaba a acariciar mi pequeña espalda en comparación a sus grandes manos, o por lo menos así las sentía…

-Si…ojala el sueño fuera aquel y no este…-

 

*-Eh!?, perdona? Que dijiste Minnie?, puedo llamarte así verdad?, no te molesta?-*

 

-Hmm!- Separándome de su cuello negando con mi cabeza en conjunto con una enorme sonrisa… -No sabes la alegría que me da estar aquí…- Por la emoción de estar bien, y poder caminar con normalidad, solo por impulso por inercia lo besé desesperadamente… él retrocedió apenas un poco ante mi contacto tan de repente pero segundos después comenzó a corresponderme, con una gran lujuria, su lengua comenzó a juguetear con la mía, y pude sentir como sus colmillos comenzaban a hacerse presentes, pero sus colmillos no eran los únicos que se hacían “presente” saben a lo que me refiero, por falta de aire me separé levemente de sus labios, tan gruesos y sabrosos… aún con mis manos en su cuello, lo miré a los ojos, los cuales ahora habían cambiado a ese color verde eléctrico, verde esmeralda… él agitado me dice…

*-Sabes que una vez que mis ojos cambian a este color por las razones que acabas de darme, ya no puedo detenerme hasta hacerte mío… si tus ojos fueran verdes al igual que los míos esto no sería posible, por eso me alegré cuando vi aquel azul marino asomándose en tus ojos, ahora ya los tienes totalmente azules, así que ya no podremos detenernos… finalmente llegó mi hora de “comer”-*

 

Me sonrió con aquella sonrisa tan cálida, tan amable y tierna como la del MinHo del hospital, la del verdadero MinHo, pero a decir verdad, prefería un poco más a este… yo sonrepi de igual menera correspondiéndole a aquella sonrisa, sinceramente no quería despertar más… me gustaba este lugar, y no me importaba el que yo ahora pasase a ser un vampiro también, aunque… tal vez no me importaba porque en el fondo sabía que era solo un sueño?… sus labios me aprisionaron nuevamente los míos sacándome de mis pensamientos, comenzó a besarme con una pasión y lujuria inexplicable, sus manos con algo de desesperación comenzaron a acariciar mi espalda con gran intensidad, subiendo y bajando mi remera en aquellas subidas y bajadas, aquel movimiento, aquel borde de la remera rosando mi piel a penas me causaba cosquillas, lo que a la vez me causaba escalofrío, estremecimiento… mis manos también se colocaron en su espalda comenzando a acariciarlo con delicadeza, todo lo contrario a él, pues a pesar de que quizás yo haya provocado esto, no quitaba el hecho de que fuera mi primera vez, y tampoco quitaba el hecho de que lamentablemente sabía que era todo un sueño del que no quería despertar… finalmente sus manos terminaron por colarse debajo de mi ropa, tocando ahora sí por primera vez mi piel directamente, una vez más me estremecí, pues sus manos se tornaron frías por unos instantes que me parecieron eternos y luego comenzaron a ser demás cálidas de golpe… me quitó la remera, y comenzó a besar mi cuello, lamerlo, saboréalo, rosarlo con sus colmillos amenazando con penetrarme otra vez aquellas filosas pero placenteras agujas…, de repente me di cuenta que una molestia apareció en mi boca, eran mis colmillos!, quien crecían a medida que mi miembro se iba endureciendo, era una sensación extraña pero a la vez placentera, de repente comencé a besar su cuello también, cuando me vino un repentino deseo por morderle el cuello, y probar su deliciosa e hirviente sangre, pues la podía sentir así, aquella zona, su cuello, me estaba llevando al orgasmo más rápido de lo que pensaba, nunca pensé que con tan solo el hecho de rozar, besar su cuello, la sensación de estar a punto de correrme se hiciera cada vez más próximo, y eso que solo era el comienzo, ni siquiera había alcanzado a desprenderle su chaleco y camisa, por lo tanto opté por hacer aquello dejando su torso desnudo, y sorprendentemente tenía unos bien forados pectorales, y su piel estaba bronceada levemente, nunca pensé ver a un vampiro “bronceado” pues era vampiro! Pero al parecer aquel mito del sol para ellos en particular, era solo eso… un mito… una vez que me deshice de su prendas superiores quedando ambos e igualdad de condiciones, es decir con el torso desnudo, el ya se encontraba desprendiendo la hebilla de mi cinturón, junto al botón y la cremallera de mi pantalón… colocó una de sus manos en uno de mis pectorales, el derecho para ser más preciso y me empujó hacia la cama que allí se encontraba, caí en ella, cuando de repente sentí un pequeño ardor en aquella parte la cual me había tocado, lo separé de mí para tomar un poco más de aire y aproveche echar un vistazo a aquel lugar el cual ardía, y una marca comenzó a formase, lo miré de repente a MinHo el me sonrió y antes de que dijera algo, me contestó mi pregunta aún no formulada…

*-Es el escudo de nuestro clan, nuestra hermandad “BloodyMare”, esa marca en tu cuerpo jamás se borrará, porque ahora eres parte de mi clan, eres de mi propiedad, ya no hay vuelta atrás… me perteneces…-*

Sonrió por última antes de proseguir con aquel… “ritual” podría llamarlo entonces?, su mano se dirigió a mi ropa interior, me la quito sin previo aviso y comenzó a masajear mi miembro ya del todo erecto, insertando levemente sus “filosas agujas” una vez más en mí, sentí una ligera corriente de placer al sentir aquel “piquetazo” y comencé a sentir como gotitas emergían y recorrían mi cuello de aquellos pequeños orificios que de seguro ahora tenía, su lengua pasaba una y otra vez por ahí provocándome escalofrío, mi cuerpo se encontraba entero temblando por aquel placer que recorría mi cuerpo sin cesar una y otra vez, mi miembro se iba hinchado de a poco, pues todas aquellas placenteras sensaciones aceleraban mi orgasmo, mis manos temblorosas por el mismo placer se posicionaron en su pantalón, no sé cómo pero su hebilla del cinturón ya estaba desprendida, por lo que procedí a desprender su botón para luego bajar la cremallera de su pantalón, él terminó por quitárselo junto a su ropa interior, y pude ver su miembro también tan erecto como el mío…, me lambió por una última vez separándose de mi cuello y me dijo agitado… pues aquella excitación comenzaba a hacer efecto, ambos cuerpos sudados y agitados…

*-Ahora ya puedes beber un poco de mi sangre también, sellando finalmente este contrato de eterna obediencia y pertenecía…-*

 

Me sonrió otra vez con aquella sonrisa… y simplemente sonreí, y con mis brazos rodee su cuello acercándolo más a mi rostro, lambiendo finalmente ese delicioso cuello, insertando mis inexpertos colmillos, pero al parecer lo hacía todo por instinto, cuando me encontraba a punto de morder su cuello, el me penetró, logrando que clavase todos mis colmillos profundamente en su cuello… él soltó un gemido de placer inexplicable, fue tan placentero que hubiera pensado que habría llegado al orgasmo…

*-AAAHHH!!! Minnie!!!, serás mío para siempre!-*

 

Me dijo comenzando a embestirme, sin previo aviso ni preparación pero sinceramente no sentía dolor alguno, solo placer… mi cuerpo estaba “anestesiado” a causa de tanto placer, mis gemidos eran amortiguados por el cuello de MinHo, puesto que aún seguía con mis colmillos clavados en él… las embestidas se hicieron frenéticas, y una de mis manos se dirigió por instinto a mi miembro, pues al parecer todo aquel placer no me bastaba… quería sentir aún un poco más…, siendo así comencé a masturbarme, pero una de las manos de MinHo apartó la mía para colocar la de él, con mis manos libres ahora, y gimiendo de tanto placer, mi orgasmo se aproximaba cada vez más rápido, pero no quería ser tan egoísta, quería que él también sintiera un poco del placer que yo sentía, por lo que mis manos se colocaron en su espalda y comenzaron a bajar llegando a sus nalgas, pellizcándolas con una gran intensidad, otra gran gemido escapó de la boca de MinHo… y mis labios una vez más buscaron los suyos, para morderlos hasta que no los sintiera más, inevitablemente entre aquellos besos erráticos a causa de las embestidas frenéticas mis colmillos aún incontrolables, chocaron con sus labios, logrando que lastimara su labio, aunque fue perfecto, pues ahora era triple el placer que sentía, él en mi interior, masturbando mi miembro, y ahora bebiendo de su deliciosa sangre mientras lo beso… era demasiado placer junto… no pude asimilarlo, mi miembro explotó pero no antes de que pudiera avisarle…

-Aah! Hmmm! Aaah! MinHo!!! Mi…MinHO! Ahhh!! Me, me vengo!! AAAHH!!!-

No pude aguantar más y lo hice segundos… no, milésimas después de avisarle, pero increíblemente él lo hizo también en sincronización conmigo…

*-AAAAAHHHH!!! AASSJJ!! Aassj Minnie!, no, no aassgg no sabes todo lo que tuve que esperar para poder alimentarme aaahhh aaahh de ti!!, he querido saborearte desde que te conocí… aaaahhh ahhh, pero necesitaba que confiaras que me quisieras, que me amaras, para así poder saborear tu sangre si sentimientos de rencor, odio o miedo, tu sangre es endemoniadamente pura y exquisita, y por eso ahora… aaash ahora creo que…que TE AMO!!!-*

 

Calló a mi lado luego de que saliera de mi interior ya vacio, y me besó una vez más pero esta vez de una manera dulce…tierna… y yo aproveché a succionar aquella porción de sangre que aún brotaba de su labio, hasta que él mismo se relamió y aquella herida había desaparecido, había cicatrizado al instante sin dejar rastros, luego de que su lengua pasara seximente por ellos…

-Te…te amo MinHo sshi!, no quiero dormirme más!, pues regresaré a la vida real, estando postrado en una cama… no! No quiero despertar!-

 

Dije de una manera tal vez un tanto caprichosa, él volvió a mirarme sorprendido, sonriéndome y mientras acariciaba mi cabello con su mano, la cual no llegaba del todo a mis cabellos pues su brazo estaba debajo de mi cabeza, me dice…

*-No sé de que hablas, aunque creo tener una vaga idea… siempre que te dormías de vez en cuando comenzabas a decir palabras extrañas, como no sé, repetiste al menos dos veces un “Puedes llevarme al baño?” mientras sonreías, yo simplemente no entendía nada, pero al parecer estabas soñando… y… CLAROOO!! Ahora todo tiene sentido, hablas de que no quieres regresar a tu “vida real” porque estás postrado en una cama verdad? Una de hospital por casualidad?-*

Lo mire algo asombrado, este sueño se comenzaba a volver algo real y extraño, al final cuando despertaba estaba en el hospital pero ahora estoy aquí y me dice que soñaba con un hospital, mi cabeza era realmente un gran lío, aparte todo aquello que habíamos hecho l sentí demasiado real, pero aquel beso que me dio el MinHo del hospital también lo sentí perfectamente real…

-Si MinHo… al parecer tuve un accidente de carro pues alguien me atropello y quedé invalido temporalmente según “el tú enfermero”… tu eres quien me cuida en el hospital… pe…pero s esto supuestamente es un sueño como hago para hablar de la realidad contigo aquí…? Aish!!! No entiendo nada!-

 

*Tranquilo hyung!, no te preocupes ya lo entiendo todo!, y debo darte la buena noticia quizás para ti, de que esta es la vida real!, tu sueño, seguramente, serán vagos recuerdos de tu vida pasada… pues hace 100 años fui mordido por un vampiro, quien me agarró por sorpresa… y justamente venía de mi trabajo como enfermero, y claro! venía de cuidar a alguien, y ese alguien eras tú!, yo me había enamorado de ti!, pero a los 4 meses falleciste! Y dejaste mi corazón destrozado, por eso cuando te vi en problemas hace 2 semanas, me recordaste a aquel chico… y por eso te salvé, he intenté conquistarte para así poder hacerte mío como lo deseaba en aquel entonces!, pero ahora resulta que esa persona eres tú! Eres la misma persona!, Oh rayos y centellas! Minnie! No sabes cuánto te extrañe cuanto te desee, canto te necesité!, desde que moriste quería morir yo también para acompañarte y no estar solo en aquel mundo pero aquel maldito vampiro me mordió condenándome a la vida eterna!, pero por suerte era un Smaragdus Oculos” al igual que resulté ser yo, por eso no me pudo hacer nada!, Oh por Lucifer! No sabes la alegría inmensa que me has dado!…-*

 

Yo confundido sin entender nada de la historia… quede anonadado, tanto así que no pude corresponder al abrazo desesperado por él, estaba petrificado… luego se alejó de mí y yo seguía aún estático

*-Oye Minnie?, Minnie! Oye despierta! Estás aquí!?-*

 

Me chasqueó los dedos y pude volver en sí otra vez… reacconando…

-En…entonces… e…eso qui…quiere decir QUE ESTA ESMI VIDA REAL!?, osea que no estoy postrado en una cama!?, que que no estoy destinado a ser un infeliz toda mi vida!?-

 

Comencé a alzar mi tono de voz por la euforia que me invadía!

– OH POR DIOS!!! MINHOOO!!!!! No sabes o feliz que me has hecho! Gracias por rescatarme de esos malditos infelices!, gracias por sacarme de las calles! Y gracias por ofrecerme tu hogar!, gracias, gracias, gracias!-

 

Le dije subiéndome arriba de él comenzando a besarlo con una enorme desesperación y euforia, ambos estábamos debajo de las sábanas cuando entra KEY sshi…

#-Oye MinHo sshi que te parece si… oh por Lucifer! Esto apesta a sexo!-#

 

Dijo aquel chico de ojos felinos, llevándose la mano a su nariz… ambos nos quedamos petrificados y lo miramos de manera sincronizada algo sorprendidos, pero ante su comentario solo nos miramos y sonreímos, sinceramente no nos importaba nada, la felicidad que ambos poseíamos, no nos la quitaba nadie ni siquiera aquella impredecible interrupción, MinHo sonrió sonoramente y dijo…

*-JAJA!, Eso te pasa por no tocar antes de entrar hyung!, ahora si nos disculpas estamos en “ALGO IMPORTANTE!”-* dijo mientras comenzaba a besarme nuevamente, y yo correspondía con aquella sonrisa en mi rostro, nos quedamos sin aire y nos separamos para tomar un poco, y vimos que aún KEY seguía ahí merándonos, algo hipnotizado, pues sus ojos comenzaron a ser intermitentes, cambiando de su color negro normal a aquel color azul como el zafiro, tal vez nuestros besos lo estaban excitando?

*-KEY sshi!, por si las dudas te aviso que no pensamos incluirte en NUESTRA “DIVERSION”, digo, por si te están entrando ganas, que por lo que veo así es… así que puedes irte retirando si quieres… jajaja-*

KEY sshi, volvió en sí ante esa risa de MinHo y de repente soltó un grito agudo que contenía histeria…

#-AAAH! Aish! Cochinos! Sueñen! Que van a hacer un trío conmigo! Ya quisieran!-#

Cerró la habitación de una manera brusca, azotándola y del otro lado de la puerta se escucho aquel grito histérico devuelta…

#-JongHyun! Ven inmediatamente! Me ha dado hambre!-#

Nosotros sonreímos ante aquella escena algo graciosa y continuamos con nuestros besos desbordantes de felicidad, amor, y pasión… feliz de que al final esta era mi “nueva vida”

2 pensamientos en “2Min & JongKey “Bloody (Night)Mare” Cap. 1

  1. Pingback: Fanfics 2Min |

  2. Pingback: Fanfics JongKey |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s