EunHae “El Cliente” Cap 1

Capítulo 1: Why I like you

DONGHAE POV

Era un día tranquilo como otro.

Desde hace 2 años que trabajo de camarero de un bar. Todo siempre era muy tranquilo, excepto esas veces en las que veías como las parejas rompían delante de ti y siempre alguien salía llorando. Bueno, miento. Lo único que me hace seguir trabajando aquí es una persona que viene siempre. Y no, no es una mujer.

Ni yo me entiendo.

Las mujeres  no me atraían pero los hombres tampoco, pensaba que era una cosa sin sentimientos hasta que lo vi. Me acuerdo que cuando lo atendí por casualidad pidió un café doble. Y lo sigue pidiendo hasta hoy. No sé si fue su pelo rubio, su sonrisa o esa actitud de “voy a comerte” lo que hizo que me gustara. Quizás fueran las 3. Quien sabe.

– Donghae! Tu cliente de la mesa 4 llegó.

Me sorprendió que no me diera cuenta. Menos mal que mi compañera Amber me avisó.  Amber es la única que sabe sobre mi pequeña fascinación por el tipo. Se dio cuenta el primer día. Es una de mis mejores amigas, bueno, técnicamente la única. ¿Por qué no tengo más amigos? Una larga historia, después te la contaré. Así que intentando esconder mi sonrisa estúpida de felicidad me dirigí a la mesa.

– Buenos días – saludé cortésmente.

– Un café doble – dijo sin mirarme.

¿Eh? ¿Desde cuándo es así?

Tampoco te digo que el tipo me coquetea. Ojalá lo hiciera. Pero al menos me contestaba el saludo con una sonrisa. Capaz que tenía un día malo. Como siempre iba bien vestido, mayormente de trajes, supuse que era un empresario. Así que debía ser algo relacionado con la oficina. Intentando ser amable con él de nuevo le volví a sonreír.

-Ahora mismo se lo traigo. ¿Desea algo para acompañarlo? Quizás . . .

-No, solo tráeme el café- me respondió cortante.

Está bien. Ahora tu café va a estar frío.

Con la misma sonrisa me dirigí a la barra a preparárselo. No era costumbre que yo prepara esas cosas, solo las llevaba, pero necesitaba una excusa para descargarme.

-¿Qué te pasa que estás refunfuñando? – me preguntó Amber.

No quería mirarla. Seguí murmurando cosas sin sentido.

-Mmm . . . ¿te trató mal?

Me di vuelta para poder hablarle de frente.

-Si. No sé que le pasa hoy. Está de mal humor. Así que hoy su café va a estar para el culo.

Amber cruzó los brazos, y mientras sonreía me levantó una ceja.

-Aish . . . ¿a quién mierda quiero engañar? No me puedo enojar con él.

Mi amiga por su parte soltó una pequeña carcajada.

-Tienes tanta maldad como Barney.

Solo la miré y me fui a entregarle el café a mi cliente.

Aish, era cierto. No me puedo enojar con él. El café está perfecto de temperatura. Incluso le puse la cantidad de azúcar que a él le gusta. Aish, soy patético. Soy solo un patético camarero que está detrás de un tipo que no solo tiene dinero, sino que es muy seguro que no es gay. Si, era como un amor platónico. En fin, me conformaba con solo ser el tipo que le llevaba el café. Soy un maldito masoquista. Así que enfoqué mi mirada en su mesa y lo que vi no me gustó.

Allí estaba mi amor platónico riéndose de la nada, como si nunca hubiese estado enojado con alguien que salió de nada. Y ese alguien era un tipo que parecía ser cercano a mi cliente. Creo que no me hubiese molestado si una chica fuese quien lo hacía reír, ya tenía asumido que no era gay. Pero que un hombre estuviera cerca de él me molestó mucho. Osea, si un tipo puede estar cerca de él, ¿POR QUE YO NO?

Mierda. Ya estoy flasheando.

Otra vez con mi sonrisa en la cara, finalmente llegué a la mesa.

-Ya no hace falta el café- me dijo el hijo de puta que estaba cerca de mi cliente.

“Si no me lo dice él, no me voy ni por puta”

-Toma- me dijo mi cliente mientras me entregaba el dinero de 20 cafés- Ya me voy, perdón por pedirte algo que no voy a tomar.

Yo me quedé de piedra.

-¿Nos vamos Eunhyuk? Vamos a llegar tarde.

-Si si, vamos Kyu.

Y sin más se fueron.

Y acá estoy yo. Solo. Pensando en lo de recién. No, si a mi me encanta ser masoquista.

¿Quién era el tipo que estaba con mi cliente? ¿Por qué eran tan cercanos? ¿De dónde se conocían? ¿A dónde iban? . . . ¿Y SI SE IBAN A UN MOTEL?

“¡Cálmate Hae! Eso no tiene sentido”

Así que sintiéndome para el culo, me llevé el café de vuelta. Pero mirando el lado positivo, al fin sabía como se llamaba mi cliente.

Eunhuyk.

 _________________________________________

Para mi suerte, el día pasó rápido. Hubo mucha gente que atender y solo dos camareros.

Y ahora estoy terminando de cerrar el bar. Normalmente esto lo hago con Amber, pero ella se tuvo que ir temprano por no se que. En la TV solo estaban pasando un especial de parejas y de cuanto se querían. Malditos afortunados. Así que la apago

 “Cuando enciendo la television, escucho las noticias del mundo

Pesan sobre mis hombros y me deprimen, pero a pesar de eso

Termino de acomodar la última silla, y suspiro. ¿Por qué mi vida es así de complicada? No, mejor dicho, ¿Por qué tengo que complicarla?

 “Esta mañana oigo tu voz perfectamente clara

Lo hago, lo hago, lo hago, si”  

Y recién ahora caigo que la radio estaba encendida. Vaya tema. Era de una banda llamada Super Junior, y ahora ese tema me pegaba . . .

“Lo que me perfecciona, lo que me hace vivir

Lo que me hace sonreír, es solamente una razón..

 Tenerte a ti, si”

 Y acá es cuando empiezo a imaginar.

Mi cliente, que ahora sé que se llama Eunhyuk, me hace sonreír como un estúpido. ¡Al fin se su nombre! Ahora me veía en el bar, estábamos solos los dos, pero yo no le traía un café, sino que estábamos sentados juntos. No se de que hablábamos, pero nos reíamos y por algún extraño motivo era que nos reíamos en cámara lenta. Ay Dios, era como en una de esas películas yankees. Que patético que soy.

“Tu, tu, cuando dices

‘Te amo, te amo, te amo solo a ti’

Cuando lo dices, me haces creerlo

Tu, tu, cuando miras

En silencio, en silencio mis ojos

Cuando te fijas en ellos y sonríes, me haces sonreír también

LAS RAZONES POR LAS QUE ME GUSTAS”

-Señor, aquí tiene su café-le dije simple.

 -Hey- antes de que pudiera irme me agarró la muñeca.

 Solo lo miré sorprendido.

 -Hoy te noto deprimido. ¿Qué te pasa?

 -Nada señor, solo- suspiré. No podía decirle que era lo que me pasaba- Problemas familiares.

 -Ah- soltó mi agarre.

 Se ve que no sabía que decir así que solo me fui. Pero me fui sonriendo. Y ahí fue cuando me di cuenta me gustaba

 “Incluso si muchas, muchas personas no me conoce

Levanto mis hombros y adquiero más confianza

Mi unica persona, mi persona querida

Mi tu, mi tu, mi tu, si

Un poco más que al principio, un poco más que ayer

La razon porque hoy te amo mas

El secreto de nosotros dos”

Abrí mis ojos.

Siempre me gusta recordar ese día.

Ese día fue tan especial para mi.

Miré el reloj. Era tarde, mejor seguía mi masoquismo en otra parte. Así que salí del bar, me aseguro que estaba cerrado y me voy.

Mientras sigo mi camino a casa siento que alguien me está siguiendo. ¿Viste cuando te intentas auntoconvencer que te lo estás imaginando? Bueno, eso hago. Pero no funciona, y me estoy empezando a a asustar.

Y ahora es cuando recién me doy cuenta de que estoy atravesando un callejón oscuro. Siento como esas pisadas están mucho más cerca. Genial, voy a morir. ¡No, todavía no! Eunhyuk me espera mañana para que le dé su café. Bueno, eso no es cierto. Pero necesito motivación para darme la vuelta y enfrentar a quien me seguía.

Y ni siquiera tengo oportunidad de enfrentarlo porque esa persona me golpea. Mierda que me golpeo bien porque me caigo al suelo del impacto. Y tampoco tengo tiempo de recuperarme porque siento me están arrastrando. De la nada 4 tipos me meten en un auto. ¿Qué carajo está pasando?

– A ver si sacas esa cara de asustado.

Miró a quien me estaba hablando y no me lo creo. Primero aclaro que estoy en una limusina como de esas de las pelis en las que los asientos están enfrentados. Y hay alguien que está en frente mio. Y no me lo creo.

– Por tu cara veo que te acuerdas de mí.

Claro que me acuerdo de ti. Eres el que estaba con MI cliente hoy a la mañana. Bueno, Eunhyuk. Todavía se me hace raro llamarlo por su nombre.

-¿Quieres vino? ¿U otra cosa?- me preguntó mientras se servía una copa de vino.

-Quiero que me digas que mierda está pasando.

Por su parte, Kyuhyun ¿se llamaba así, no? Bueno, no me importa, se estaba tomando lentamente un trago de vino.

– Es medio complicado de explicar, pero vas a entender sobre la marcha.

-¡¿Entender qué?! ¡¿Por qué carajo me subiste a la fuerza aquí?!

Chasqueó la lengua. Este tipo me está haciendo perder la paciencia.

-¿Sabías que cuando vas a secuestrar a una persona si lo quieres desmayar con cloroformo no funciona?

WTF?

-Es altamente peligroso, porque la cantidad que necesitas para desmayar y para matar tienen muy poca diferencia . . .

-¡¿Pero que hago aquí?! ¡¿Qué mierda quieres de mí?! ¡Yo no tengo nada para darte!

El muy desgraciado solo miró a la ventana y se rió.

-Pasemos al plan B.

-¿Plan B? –pregunté desconcertado.

No sé en que momento se levantó de su asiento, porque ni siquiera tuve oportunidad de defenderme. Sin que me diera cuenta, me pegó unos cuantos puñetazos en la cara y me desmayé.

 _____________________________________

Que dolor de cabeza.

Empiezo a abrir los ojos. Ni siquiera me acuerdo que pasa. Me encuentro en una habitación grande y muy bien decorada. Me empiezo a levantar lentamente y empiezo a observar mejor. Hay una gran ventana que da la vista a la ciudad. Debo de estar en un piso muy alto, porque estoy que me da vértigo. Me siento en la cama. Un momento, empiezo a recordar todo. Me toco la cara, pero extrañamente no me dejó marcas el hijo de puta.

Escucho una risa leve.

No es cualquier risa. Sé muy bien de quien es. Debo de estar soñando.

Él está viniendo hacia mi y no se como actuar. Aish, estoy muy nervioso. Todas esas noches que fantasee sobre esto y ahora parece que soy de piedra. Hasta que finalmente llega y se sienta al lado mio en la cama. Él. Yo. Cama. Misma cama. Cama grande. Tengo miedo. Soy estúpido.

“Tu, tu, cuando dices

‘Te amo, te amo, te amo solo a ti’

Cuando lo dices, me haces creerlo

Tu, tu, cuando vienes

A mi lado, a mi lado, vienes

Y te recargas en mi, me das fuerzas” 

-Hola- me dijo suavemente mientras me sonreía.

Ay Dios. Me muero me muero.

EUNHYUK POV

Cuando Kyuhyun me dijo que me tenía una sorpresa no me esperaba esto.

Hoy iba a ser un día horrible. Lo único que me iba animar era ir a tomar un café a mi bar favorito. Técnicamente lo que me iba a alegrar era el chico que me lo iba a traer. Me gustaba mucho ese chico. Pero jamás me anime ni siquiera a preguntarle el nombre. Aish, es increíble la cantidad de veces que me acosté con alguien pensando que con quien lo hacía era él.

Hoy conversando con en el bar con Kyuhyun, me hizo ilusionar. Mi amigo me dijo que a mi camarero le gustaba. Yo me reí. Era imposible. Siempre que iba estaba hablando con la otra chica que trabaja ahí.

Así que cuando llego a casa, Kyuhyun ya estaba aquí y me dijo que tenía un regalo para mí en mi habitación nunca me esperé esto.

Entro y veo que alguien estaba en mi cama. Y no era cualquier persona. Era MI camarero.

Me saqué mi chaqueta y la tiré al piso.

En ese momento le pedí a Dios fuerzas para no violarlo ahora que estaba dormido. Porque ahora que lo veía por primera vez dormido, se veía como un ángel. Pero se iba a ver mejor todavía. Gimiendo debajo de mí se iba a ver muuuuuuuucho mejor.

Por suerte no tuve que esperar mucho para que se despertara. Ya era hora. Quisiera o no, esta noche iba a ser mío.

Así que ahora estoy en frente de él. Parece que se quedó mudo. Solo puedo sentirme feliz por el hecho que esté conmigo. Y mi amigo de allá abajo también está feliz.

….

Nada. No habla. No sé si quiere hacerlo o no, pero mando todo a la mierda. Pierdo toda mi compostura, me acerco y mis labios se funden con los de él. Sin darle tiempo a reaccionar, abro mi boca haciendo que mi lengua se encuentre con la de él.

Él me empieza a responder. Pongo una mano en su nunca para aumentar el ritmo del beso. Antes el beso era tranquilo porque esperaba ver su reacción, ahora se convierte en uno lleno de lujuría y desesperación. ¡Si! Mis fantasías se iban a hacer realidad. Así que con la otra mano libre que tengo empiezo a meterme debajo de su camisa. Siento que él se sobresalta e interrumpe el beso.

-Tranquilo, no quiero lastimarte.

Él suspira y asiente como para decirme que retomemos lo que estábamos haciendo. Me acerco a él de nuevo y lo empiezo a besar. Pero esta vez es un beso cargado de ternura, dándole a entender que no tiene nada que temer. Pero otra volvemos a desesperarnos y se me hace difícil controlarme. Dejo de comerme sus labios y me centro en su cuello. Sentí como gimió. El solo escucharlo gemir hacia que me volviera más impaciente. Ahora sabía que ese era uno de sus punto débiles. Volvió a gemir. No puedo evitar que mis manos vayan nuevamente debajo de su camisa a tocar su piel. Empiezo a deleitarme con su suave piel y noto que tiene un cuerpo bien formado. Dejo de besar su cuello y sonrió.

Lentamente como si lo estuviese torturando, le voy desabrochando la camisa. Él empieza  a respirar entrecortadamente mientras me miraba. Bajo mi cabeza desde su cuello hasta su pecho y voy besando esa piel tan blanca. Como me volvía loco este chico. No me podía creer que al fin iba a ser mío.

Le hice un gesto para que se recostara en la cama.

Él lo hace obedientemente.

Me acomodo encima de él. Puedo notar que está nervioso ¿será su primera vez? Ahora me siento como un pedófilo, pero eso solo me calienta más.

Empiezo a lamer ese cuerpo tan bien formado de él mientras hago que nuestras pelvis se rocen cada vez más y más. Mi amigo ya se había despertado cuando lo vi acostado pero al fin estaba notando ese bulto en sus pantalones. Seguía manoseándolo y besándolo cuando me di cuenta que ni sabia su nombre, asi que detuve mis caricias momentáneamente y le susurré al oído:

-Todavía no se tu nombre- cuando terminé, mi mano izquierda empezó a manosearlo allá abajo.

Mi chico solo gemía.

-El mío es Eunhyuk- ahora apreté un poco  su bulto- ¿No me lo vas a decir?- le dije esto de forma juguetona.

-M-me lla-llamo Dong-Dong-Donghae.- me dijo con los ojos cerrados.

Donghae.

Al fin sabía el nombre del hombre que no me dejaba dormir de noche.

Sonreí. Ahora no podía ser más feliz. Bueno, estoy seguro que cuando se la meta voy a estar más feliz. Así que le saqué la camisa y la tiré por ahí.

En serio que Donghae era violable.

Ya no aguanto el calor que tengo así que me acerco a Donghae, y me quedó a milímetros de su boca haciéndole que desee besarme. Agarró una de sus manos y me la llevo a mi pecho, incitándolo  a que me saque mi camisa. Mi Donghae entendió, así que con nerviosismo empezó a desabrocharme lentamente los botones. No se si lo hacía a propósito o no, pero me estaba torturando. Hasta que al fin terminó con su tarea y mandé mi camisa a la mierda.

Vuelvo a comérmelo con la mirada y se me ocurre algo muy interesante. Primero lo beso lentamente en la boca y luego mi lengua va descendiendo lentamente, creo que ya sabe lo que quiero hacer.

Donghae abrió sus ojos. Y se levantó.

-Desde que te vi, siempre quise dos cosas. Una de ellas, es esta- sonreí de costado mientras le desabrochaba el cinto.

-No tienes porque hacer est….

-Shhh, una de mis fantasías siempre fue chupártela- ahora le sonrió divertidamente- Así que mejor, lo disfrutas-

Terminé de decir eso, lo empujé levemente para que se quedara acostado y le empecé a sacar los pantalones junto al bóxer.

Su miembro ya estaba erecto, por supuesto. Así que lo tomé con mi mano y me lo metí en mi boca.

DONGHAE POV

Se me escapó un gemido que prácticamente sonó como un grito.

Nunca en mis más locas fantasías me hubiese imaginado que Eunhyuk me la estaría chupando como lo hace ahora. Solo podía gemir. Dios, si seguía así no iba durar mucho. Al principio solo se metió en su boca la punta. Ahora tenía todo mi pene en su boca. Y no solo lo tenía ahí, sino que pasa su lengua todo su alrededor. No puedo parar de gemir. Sumado a todo el placer que me está dando con esa lengua, con una mano empieza a acariciar mis testículos. Lo único que puedo atinar a hacer es agarrar su cabeza con mi mano. Paso mi mano por sus cabellos dándole a entender lo mucho que gusta que me la chupe así. No puedo aguantar y mi delicadeza se va a la mierda. Ahora empiezo a hacer movimientos pélvicos como si me lo estuviera . . . No puedo controlarme, mis caderas van aumentando el ritmo. No falta mucho para venirme.

-Eun-Eunhyuk m-m—me voy a ven-venir-le avisé porque no quería venirme en su boca pero él no me hizo caso.

Bueno, yo le avisé.

Seguí moviéndome más y más rápido. Cada vez faltaba menos. Aumenté más el rimo, impresionándome a mi mismo hasta que mi pene se puso duro y derramé mi esencia en él.

Me puse a respirar exageradamente. Wow esa fue la mejor experiencia de mi vida. Al menos hasta ahora.

Cuando abrí los ojos vi que Eunhyuk estaba mirándome desde arriba. Tenía esa sonrisa de costado que tanto me gustaba.

-Supongo que te gustó- me djio con voz ronca.

Todavía con él encima de mí, me levanté, agarré su cara entre mis manos, lo miré a los ojos y le dije.

-Me encantó-armado de valor de no sé donde le agregué- Ahora voy a devolverte el favor.- así que solté su cara y mire allá abajo.

Eunhyuk se dio cuenta de que iba a hacer lo mismo que él me hizo a mi pero no sé porque me detuvo.

-Ah no. Ahora te voy a hacer la 2º cosa que siempre quise- me dijo con un sonrisa llena de deseo.

-¿Qué?- le pregunté en un susurro.

Eunhyuk sonrió más aún.

-Metértela hasta romperte el culo- terminó de decirlo y se sacó sus pantalones.

Vi el bulto de sus bóxers y me dio impresión el tamaño que tenia. Aunque ya no tenía miedo. Pensar que él me la iba a poner me estaba calentando de nuevo.Ya no podía aguantar así que le bajé sus bóxers de un tirón dejando su miembro al descubierto.

EUNHYUK POV

Pensé que no iba a disfrutar tanto al chupársela pero hizo que me calentara más. Y ahora ver que él también estaba impaciente me llevó a mi límite.

Me sentía como un maldito violador, pero me encantaba.

Se la quería poner ya, pero lo iba a matar si lo hacía sin prepararlo. Así que acerqué uno de mis dedos a su entrada, dispuesto a prepararlo para mí. Y en cuanto metí uno, note como gimió de dolor. Lo besé para que se tranquilizara. Cuando se acostumbró, empecé a moverlo dentro de él. Volvió a gemir, pero esta vez fue de placer. Volví a sonreír. Metí mi segundo dedo, pero a él no le importó. Le gustaba. Así que metí el tercero. Pero pude notar que ese si le molestó. Así que como recompensa agarre su miembro y lo empecé a masturbar para relajarlo.

Si, lo relajaba a él y me ponía peor a mí.

Escucharlo gemir era el mejor sonido del mundo. Gemía mi nombre, me pedía más y yo estaba dispuesto a dárselo. Saqué mis dedos de su entrada para poner fin a mi sufrimiento.

Donghae me miró y sonrió. Me estaba provocando. ¿Quería guerra? La iba a tener.

-¿Listo?-pregunte con una sonrisa provocadora.

-Metemela ya- dijo en un gemido.

Cumplí con sus deseos.

-AAAAAAHHHHH-gemí, ni en mis mejores sueños se sentía la mitad de bien que ahora.

-AAAAAAAAH EUNHYUK Aaah aaaah

Lo miré a la cara y se notaba que Donghae también lo estaba disfrutando y eso que todavía no empecé moverme.

Me quedé esperando a que el se acostumbrara pero parece que no hizo falta, porque movió su cadera dándome a entender que empezara a moverme.

Y así lo hice.

Mi pene empezó a entrar y salir del culo de Donghae haciéndonos gemir a los dos de placer. Es increíble lo estrecho que era y lo bien que se sentía. Verlo gemir  mi nombre debajo mío me calentaba más de lo que ya estaba. Agarré su miembro y empecé a masturbarlo al ritmo de nuestros movimientos de nuestras caderas.

De repente, Donghae agarró nuevamente mi cara con sus manos y me besó. Esa noche no podía ser mejor. Aunque nos besamos como podíamos, porque de los movimientos nos movíamos tanto que nuestras bocas no podían permanecer juntas. Yo seguía masturbándolo con mi mano derecha y con la otra le manoseaba el culo. Ya faltaba poco para venirme, y para él también porque rodeo mi cintura con sus piernas permitiéndome tener una mejor entrada.

Si antes nos movíamos como unos salvajes, ahora era muuuucho mejor. Gemíamos los dos sin control, el placer era demasiado.

Pero tanto juego previo iba a hacer que no aguantaramos mucho ahora.

-Dong-donghae AH! Me me voy a a ve-venir AH- intenté hablarle como pude.

En respuesta solo apretó más sus piernas. Yo solo gruñí de placer.

Empecé a embestirlo todavía más fuerte. Sentí como mi miembro se puso duro y me vine dentro de él. Donghae al mismo tiempo se vino haciendo que nuestros abdómenes quedaran manchados. Pero no me importaba.

Cuando pude recuperar el aire, lo besé. Lo besé tiernamente intentado mostrarles todos mis sentimientos con aquel beso. Mi Donghae me devolvió el beso y  rodeo mi cuello con sus brazos.

Corté el beso para poder salir de él. Ambos gemimos cuando lo hice. Luego me acosté a su lado y lo mire sonriendo.

¿Por qué no podía parar de sonreír?

El también me miraba . . . y también estaba sonriendo.

-No se porque me siento violado- me dijo mientras se reía.

Me reí también. 

“Tu cálida sonrisa, tu sensual mirada

Tus espontaneas conversaciones, que son cambiantes como el clima

No puedo predecirlas, si

Justo como eres, sin cambiar nada

Mi amado, eres tu

 Eres tu”

 -¿Es tu primera vez con un hombre?

Cambio su sonrisa a una expresión ¿avergonzada?

-Es mi primera vez con alguien.

No me lo podía creer. Mi Donghae, si, MI Donghae ¿nunca se acostó con nadie? Osea que yo era su primero. Me sentí feliz  más que antes.

-¿Tan feliz te hace?

-Si- me respondió con una sonrisa aún más grande.

DONGHAE POV

Bueno, está bien. Me alegro que mi primera vez haya sido con él. Nunca pensé que después de tener celos absurdos hoy a la mañana podría haber hecho lo que hice con él.

Siento que me voy a morir de felicidad.

-Si me sigues molestando con eso de que no me acosté con nadie antes que tu, te voy a odiar-  le dije bromeando.

-Es una pena, porque yo te amo- dijo mientras me sonreía.

Lo miré a los ojos y me quedé mudo.

“Tu, tu, cuando dices

‘Te amo, te amo, te amo a ti’

Cuando lo dices, me haces creerlo

Tu, tu, cuando miras

En silencio, en silencio mis ojos

Cuando te fijas en ellos y sonríes, me haces sonreír también”

 ¿Podría ser cierto?

¿Él de verdad me ama?

Todos esas fantasías que tuve, no son nada comparadas a esto.

Eunhyuk nos tapó con la manta y me abrazó.

-No te pido tu respuesta ahora. Solo que esta noche estés al lado mío.

“La razones porque me gustas

Tu, tu, cuando dices

‘Te amo, te amo, te amo solo a ti’

Cuando lo dices, me haces creerlo

Tu, tu, cuando vienes

A mi lado, a mi lado, vienes

Y te recargas en mi, me das fuerzas”

No podía mirarlo así que le dí la espalda

 ¿Cuál era mi respuesta?

-Yo también te amo.

Capítulo 2https://nevertoofujoshi.wordpress.com/2012/06/04/eunhae-el-cliente-cap-2/

3 pensamientos en “EunHae “El Cliente” Cap 1

  1. Pingback: Fanfics EunHae |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s