EunHae “El Cliente” Cap. 2

Capitulo 2: No Other

DONGHAE POV

Empecé abrir los ojos rogando que lo que pasó anoche no hubiese sido un sueño. Y no, no lo fue. Al lado mío, dándome la cara estaba durmiendo mi cliente. Hmm, todavía no me acostumbro a decirle Eunhyuk.

-“¿Te gusta verme dormir?”- me preguntó sin abrir los ojos pero con una sonrisa.

También sonreí. Así que estaba fingiendo . . .

-“No me gusta”- le contesté y ante esto él abrió uno de sus ojos interrogantes, me reí ante su acitud- “Me encanta verte así”.

Tan pronto como terminé de decir esto, me acerqué para besarlo.

-“Buenos días”- me dijo entre labios.

-“Muy buenos días le respondí”- y creo que acá fue donde lo calenté.

Todavía con esa sonrisa en su cara dormida, se levanta y se acomoda a horcajadas encima de mí. Que buena manera de empezar el día. Primero me empieza a besar suavemente mientras me acaricia mi cara con una mano. La otra iba acariciando mis abdominales, o eso intentó porque ahora podía notar como estaba bajando muy lentameeeente hacia mi amigo que se estaba despertando con el propósito de torturarme.

Podía acostumbrarme a esto.

Ahora dejo de besar mis labios para concentrarse en mi cuello. Me hizo suspirar. Así que decidí agarrar su culo y empujarlo hacia mí, haciendo que nuestros penes ya erectos se tocaran. Se rió suavemente. Dejó las caricias de lado y puso sus brazos a ambos lados de mi cabeza y me mira a los ojos.

-“No te puedes imaginar lo loco que me vuelves”

Acercó la cabeza en un amago de beso.

-“Si, si que puedo. Algo ahí abajo me lo dice”- terminé de decir esto con una carcajada y Eunhyuk también se rio. Pero mientras se reía meneo su cabeza como negando. Y ahora pone ambas manos en mi cara y pone nuestros rostros lo más cerca posible.

-“Desde la primera vez que te vi en el bar me enloqueciste”

Cerré los ojos y sonreí de felicidad. Era como estar en un sueño.

Pero el sentimiento no me dura mucho porque me acuerdo de algo. ¡El bar! Mierda mierda mierda mierda.

Así que sin consideración alguna, me saco a mi cliente de encima haciendo que se caiga al otro lado de la cama. Me levanto y mientras me pongo mi ropa interior busco el resto de mi ropa. Como me olvidé del bar. Yo soy el encargado de abrirlo siempre, y por eso sino lo llego a tiempo Amber no iba a poder trabajar, el dueño se iba a enterar y nos iba a despedir. Tengo que apurarme.

Por su parte, él me mira sorprendido desde la cama.

-“¿Qué estás haciendo?”- me preguntó enojado

Perdóname mi amor. Yo tampoco me quiero ir pero tengo que hacerlo.

-“Tengo que ir a trabajar”- le contestó agitado. Estoy agitado porque estoy corriendo por toda la habitación buscando el resto de ropa que me falta.

¿Tanto desorden hicimos que la ropa estaba por cualquier lado? Me empiezo a acordar de lo de anoche y mi amigo se empieza a despertar más que antes. ¡Mierda! Me quiero quedar pero no puedo.

-“¿Y piensas dejarme asi?”- me pregunta más calmado mientras señala a un punto específico de la manta que lo tapaba

Pfff. Se notaba que quería seguir lo de recién, y yo también.

Malditas responsabilidades.

-“Lo.. lo siento pero me tengo que ir”- termino de abrocharme la camisa. Me dirijo hacia la cama para darle un beso de despedida a lo que él me acepta.

Pero debí haber sospechado lo que iba a hacer. No sé como agarró uno de mis brazos y me tiro a la cama y se puso encima mío, como estábamos antes. Ahora que estaba vestido empecé a tener calor. Muuuucho calor. Empiezo a respirar entrecortadamente mientras siento como me come con la mirada. Este hombre sabía como encenderme con sola una mirada. De la nada, agarra mis muñecas y las pone encima de mi cabeza inmovilizándome. Acerca su rostro al mio, yo esperaba un beso pero en cambio, me susurra al oído:

-“¿Y de verdad pensaste que te iba a dejar así como si nada?”

Tragué saliva.

Si, tenía una remota posibilidad de que así fuese.

Pero el destino no quería que llegase a horario a trabajar. Mi mente decía que intentara escaparme pero mi bulto allá abajo me decía otras cosas.

Mientras yo tenía un debate mental sobre que hacer, él me sacó el cinto de mi pantalón. Bueno, ya está me dije. Llegaré tarde. Perdón Amber. Pero no desabrochó el pantalón como yo pensaba que iba a hacer sino que, sin soltar mis muñecas las ató con el cinto y luego no se como ató el resto del cinto al enorme dosel de la cama. Esto tendría que haberme asustado aunque sea un poco, pero la verdad, solo me excitaba más.

Ahora él se ríe levemente. Se ríe por lo que me va a hacer.

Ahora que sus manos están libres y yo acá atado en plan de sado masoquismo, acaricia mi cara con ternura pero su mirada refleja de todo menos ternura. Me está mirando otra vez con esa mirada de ‘voy a comerte’. Y siendo honesto, me encanta esa mirada. Ataca mis labios y sin que me de cuenta, su lengua entra en contacto con la mia. Ahora el beso se vuelve desesperado. Por responderle olvido de respirar. No importa lo que hicimos anoche, toda me pongo nervioso cuando él está cerca. Tengo mis ojos cerrados para disfrutar todos los sentimientos y sensaciones que recorren mi cuerpo. Pero el detiene el beso. Aprovechamos para recuperar el aliento.

-“Porque intentaste escaparte, no voy a ser delicado”- hace esa sonrisa de costado que tanto me gusta y baja mis pantalones con mis bóxers al mismo tiempo dejando a miembro al aire.

Me lo mira y se relame. Eso hace que me den escalofríos de placer.

Quería que hiciera lo mismo de anoche, pero por lo que dijo tenía el presentimiento que no lo iba a repetir.

Y sin previo aviso me la metió haciendo que abra los ojos y grite del dolor. Me abraza de golpe. ¿Se arrepentía de lo que me hizo?

-“Perdón, perdón, perdón mi amor”- y empieza a repartir besos por toda mi cara mientras me sigue pidiendo perdón.

Ahora estaba sorprendido.

No sé si porque me la puso sorpresa, porque se arrepintió de eso o porque me dijo ‘mi amor’. Me dijo ‘mi amor’. Eso me hizo feliz. Hasta sentí que alivianaba mi dolor. Pero me pongo feliz porque el saber que él se preocupe así por mí teniendo en cuenta lo que estamos haciendo, quiere decir que me quiere de verdad. Así que sonrío y lo miro.

-“Supongo que me lo merezco”- le digo bromeando intentando que mi voz no suene adolorida para que saque esa culpabilidad.

Aún abrazándome me mira y me dice:

-“Voy a esperar hasta que me digas”- me lo dijo mirándome a los ojos.

Entonces me di cuenta que prácticamente no me dolía, así que hice un movimiento como incitarlo a moverse.

-“Cuando quieras”- le dije sonriendo atrevidamente.

Y con esto mandamos toda la poca ternura que nos quedaba a la mierda.

Él solo sonrió de costado, en serio que me encanta esa sonrisa, y me empezó a embestir. Y con esto empecé a gemir de placer. Bueno aunque al principio me dolía, con cada entrada y salida me dolía menos. Me mordí el labio. Ahora me daba cuenta lo mucho que se movía la cama y del ruido que estábamos haciendo. Pero no me importa. Estoy ocupado en otra cosa. Así que cerré mis ojos disfrutando aquel momento.

-Aahh …. Aaah… más ra.. rápido- le pedí como pude.

Solo lo podía escuchar gruñir. Pero al parecer escuchó lo que dije. Si antes nos movíamos rápido, ahora íbamos a romper la cama. Eunhyuk puso sus brazos agarrando el dosel de la cama, como sosteniéndose mientras seguía ocupado en profanar mi culo.

Abro los ojos y lo empiezo observar. Tenía sus ojos cerrados mientras soltaba leves gemidos. Con esta postura y aprovechando que era de día, podía notar todos sus músculos. Tenía unos brazos bien formados. Pensé que si seguía haciendo esa fuerza, iba a romper el cabezal de la cama. Luego mi vista bajó hacia su pecho y luego hasta sus abdominales. Tenía los abdominales bien marcados.

Pero sentir que fuera él quien estuviera encima mío me hacía excitar aún más.

Eunhyuk gemía también disfrutando del placer.

-Aah… aaaah…

Y en eso, sentí como tocó cierto punto dentro mío que me hizo volver loco. Empecé gemir más que antes. Sentía como esta sudando pero no me importaba. Ahora él había encontrado un punto que me estaba enloqueciendo.

-¡Ahí! ¡Ah… ahí! ¡Más rap… rápido!

Eunhyuk en forma de respuesta en vez de agarrase solo del dosel, entrelazó sus manos con las mías. Y si, empezó a moverse aún más rápido.

Ya no puedo pensar. Solo puedo gemir por el inmenso placer que estoy sintiendo. Nunca pensé que podría sentirme así con alguien.

-Dong… Donghae

Abro mis ojos y lo miro como puedo. Él también me mira.

-Me fal… aaaaaah me falta po… poco- me dice como puede.

Solo sonrío mientras vuelvo a cerrar mis ojos y le intento contestar pero no puedo. Así que solo me limito a abrirle más las piernas para que me la metiera más duro.

A mi también me falta poco.

Mi pene se pone rígido y siento como llego al orgasmo machando nuestros vientres.

No pasa mucho tiempo y siento que él también llega al orgasmo llenándome con toda su esencia. Suelta un sonoro gemido y cae rendido encima mío. Los dos estamos intentando recuperar el aliento, pero no por mucho porque él me vuelve a besar como puede. Mete su lengua nuevamente dentro de mi boca y yo la recibo con gusto. Pero en seguida interrumpo el beso.

-“No me arrepiento de haberme quedado”-le digo con una sonrisa con nuestros rostros todavía pegados.

Enhyuk abre los ojos y me mira divertido.

-“Sabía que lo ibas a disfrutar”

Y recién ahora es cuando recién caigo en como me duelen los brazos.

-“Eunhyuk”

-“¿Si?”- me pregunta de manera inocente.

-“Me duelen los brazos”

Y ahí es cuando se empieza reír a carcajadas.

-“JAJAJAJAJAJAJAJ”

Empiezo revolverme debajo de él e intento desatarme, pero es imposible. Está muy ajustado.

-“Ya, ya voy”- termina de decir esto y sale de mi haciéndome suspirar. Se levanta más y empieza a desatarme.

Que linda vista que tengo. Entonces se me ocurre una idea . . .

-“Ni se te ocurra porque tengo que ir a trabajar”- y termina de levantarse y me mira con una sonrisa inocente.

¿Me leyó la mente?

Veo como se va, todavía desnudo para mi tortura, hacia una puerta, dejándome triste en la cama. Bueno, mejor me voy levantando yo también. Suspiro y empiezo a buscar mi ropa nuevamente.

EUNHYUK POV

Me sentía completo y no me refiero porque recién me lo comí vivo. Sino porque le pude decir que lo amo y el también me ama. Ahora estoy en el ropero que es tan grande como una habitación. Aprovechando que estaba solo empecé a sonreír como un estúpido y también se me escaparon unos saltitos de alegría.

“No hay nadie como tu

 Cuando miro alrededor, todos lucen igual 

¿Dónde puedo encontrar, alguien como tú, alguien como tú,

Con un buen corazón como el tuyo, un buen regalo como tú?

Me siento afortunado de saber, que el que te intenta proteger,

no es nadie más que yo”

 

-“Tock Tock”

Me doy vuelta y ahí está él. Sonriéndome recostado en la puerta. Desnudo. Necesito controlarme.

-“Mi ropa no sirve . . .- empezó a decirme tímidamente. ¿Cómo podía ser tímido después de lo que hicimos?- “Así que me preguntaba si podrías prestarme algo  . . .”

Le sonreí de costado. Sabía que le encantaba esa sonrisa.

Con mi mano derecha señalé a toda la habitación.

-“Lo mío es tuyo, elige lo que quieras”

Me miró angustiado, me parece que la habitación al estar tan llena lo abrumó un poco.

“Co… con un jean y una camiseta me llega” –dijo mirando al suelo.

En serio que no entendía su actitud, pero me encantaba.

Así que fui y le agarré la mano sorprendiéndolo y lo llevé a la sección de ropa casual. Tenía las manos frías, pero mis manos siempre estaban calientes.  ¿Ves? Otro cosa con la que nos complementamos.

“¿Donde puedes encontrar, a una persona tan feliz como yo,

un persona tan feliz como yo, una persona sonriendo

como yo, la persona más feliz?

Cuando tus manos se enfrían,

Yo seré quien las caliente”

-“Elige lo que quieras Hae”- dije su nombre de forma abreviada para que tomara confianza.

Me miró y sonrió.

-“Gracias”- sonrió y se fue elegir ropa gracias al cielo.

Entonces me di cuenta de algo.

-“En aquel cajón está la ropa interior”- y comencé a reírme haciendo que el se riera conmigo.

En el apuro de la acción le rompí los bóxers.

“Te sostendré, te abrazare suavemente

Deseo que estas pequeñas cosas, te hagan sentir mejor

Mi corazón siempre quiere hacer más por ti,

Pero tú no necesitas saberlo”

Nos vestimos finalmente. Él vestido con un jean y una camisa blanca, y yo con mi habitual traje. Suspiré. El día se me iba a hacer largo esperando a la noche para volver a verlo. Pero me alegro saber que la noche sería solo para nosotros dos.

¡Hey! Nada de pensamientos porno porque me lo vuelvo a comer aquí nomás.

-“Eunhyuk”

Me di vuelta pero no tuve tiempo de reaccionar porque me abrazó fuertemente. Y yo también lo abracé.

-“Te amo”- me dijo al oído.

-“Yo también te amo Hae”- le contesté con total sinceridad.

Otra cosa que me sorprendía de él era como podía decirle esas palabras con total naturalidad. Salían solas, no tenía que decirlo. ¿Tengo que repetir lo feliz que me siento?

“Mi corazón grita lo que siento, mi libre alma 

Desde el primer momento en que nos conocimos,

te he amado con todo mi ser.

Aun hay más días por delante, para pasarlos junto a ti”

Hae acercó el rostro para besarme y con gusto lo recibí. Nunca me iba cansar del sabor de su boca. Pero desgraciadamente sabía que si lo seguía besando íbamos a terminar como antes. Así que con todo el horror del mundo, me separé de su boca. Mi amor me quedó mirando con cara triste. No podía verlo de esa manera, así que acaricié su rostro mientras le explico.

-“Si seguimos así, no vamos a poder ir a trabajar”.

Hae solo asiente comprensivamente y se encamina a salir de la habitación.

Pero antes de que pudiera irse muy lejos, agarré su culo con mis dos manos acariciándolo, a él le gustaba porque se recostó encima mío.

-“Pero esta noche”- susurró lascivamente al oído-“esta noche te prometo que seguimos”- y para acentuar que DEFINITIVAMENTE esta noche seguiríamos, manosee su paquete lentamente.

Suspiré y decidí que ya era hora de irnos.

DONGHAE POV

 Hoy descubrí, bueno técnicamente anoche, lo mucho que me gusta ser masoquista. Siempre y cuando sea él quien me haga ‘Sufrir’.

También me daba cuenta que no tenía ni idea de donde estaba. Si, sabía que estaba en el departamento de Eunhyuk, y que por la vista que tenía y por todo el amueblamiento y demás, debía de estar en una buen barrio. Pero no sabía exactamente donde. Así que cuando salimos de la habitación me quedé boquiabierto. El departamento, aunque parece un pent house, era uno de esos que salen en las teles. En esos programas como MTV Cribs.

Como íbamos bastante apurados él no se dio cuenta de mi cara de asombro.

Descubrí que no era un departamento cuando salimos por la puerta principal, sino que era una casa pent house, tenía razón, colocada en uno de los lugares más altos de todo Seul. Me quedé pensativo. ¿Habría alguna parada de bus cerca?

-“Eunhyuk”- lo llamé

-“¿Si amor?”- aaay como me gusta  que me diga así.

-“¿Dónde hay una parada por aquí?”

Por como me miró parece que lo ofendí.

-“¿De verdad piensas que te voy a dejar ir hasta allá en uno de esos donde alguien puede meterte mano?- lo miré sorprendido. Así que era celoso. Eso me gusta-“ Te voy a llevar en mi auto”

Y dicho esto, caminamos hacia donde lo que yo creía que era el garaje.

Cuando entramos casi pude escuchar la música de rapero yankee al ver los autos que tenía. Con uno solo de esos, estoy seguro que podías comprarte un departamento en el centro de Seul y es más, creo que sobraría dinero. Él se metió en un hyundai plateado. Yo estaba indeciso. Él no porque me señaló con dos dedos que me metiera. ¿Por qué me seguía poniendo nervioso con él? Pero al mismo tiempo, tengo una sensación de felicidad que nunca antes tuve.

“Tú sabes, soy un poco, solo un poco tímido pero lo que 

No sabes es que mi corazón es mas cálido que el sol,

 Conoce más mi corazón”

  

-“Lindo auto”- dije como para dejar de sentirme intimidado.

-“Hmm- dijo pensativo- Atrás hay suficiente espacio para los dos”- me miró, me guiñó el ojo y arrancó el auto.

Espero impaciente que llegue la noche.

Y disfrutando cada segundo con él, cada vez estamos cerca del bar. No quiero ir a trabajar.

Y en eso, suena mi teléfono. Era Amber. Me fijé en la hora asustado. No era tan tarde como para que llegara ella.

Eunhyuk me miró intentando escuchar.

-“¿Hola?”

-“Buenos días Donghae”-me dijo de buen humor. Ella a esta hora nunca está de buen humor.- “Me llamó el dueño y me dijo que hoy no hace falta ir a trabajaaar”- alargó esa última palabra con un grito de felicidad.

-“¿En serio?”- le pregunto también feliz.

-“Si! No se que tiene que arreglar en el local así que por unos días no hace falta que vayamos a trabajar– siento que bosteza- Bueno, me voy a seguir durmiendo. Chau!”- y me colgó.

Me quedé con el teléfono en la mano.

-“¿Quién era y porque estás tan feliz?”- me interrogó celosamente. Me encanta que sea así.

-“Era mi compañera de trabajo”- le digo con una sonrisa- “Me dijo que durante unos días no hace falta que vayamos a trabajar”

Eunhyuk sigue mirando a la carretera y golpea.

-“Nos podríamos haber quedado en casa pero hoy tengo una reunión a la que no puedo faltar”- dijo medio enojado. Se veía tierno así.

-“Entonces déjame por el centro, luego te llamo y…”

-“¿Y si vienes a la oficina conmigo?”- me preguntó sonriente.

-“¡¿Qué yo que?!”

Me estaba mirando con una carita de perro abandonado que daba mucha lástima. No me podía negar pero ¿Qué iba a hacer allá?

Otra vez es como si él me pudiese leer la mente porque me dijo:

-“Seguramente los otros van a estar allá así que no te vas a aburrir”

-“¿Eh? ¿Quiénes?”

-“Ya vas a ver”- me dijo con una sonrisa brillante como el sol.

Y sin darnos cuenta, llegamos a su ‘oficina’.

Eso de oficina tenía lo que yo tenía de dinero. Imaginate entonces.

Era un edificio moderno como de 30 pisos de alto. Parecía que era de cristal. Mientras estacionaba en un lugar cerca de la entrada, me fui poniendo nervioso. ¿Por qué acepté ir hasta allá? Ahora me estaba arrepintiendo. Finalmente el motor se apagó. Me quedé mirando mis manos. No se porque sentía vergüenza de mi mismo.

De repente siento como su mano agarra mi mentón y me obliga a mirarlo.

-“Hey”- me dice mientras me mira fijamente a los ojos- “No olvides nunca lo mucho que te amo”- y para que me cuenta de esto, atrapa mi boca y me da un rápido pero desesperado beso y hace nos bajemos del auto.

Empezamos a caminar cerca el uno del otro hasta que al final llegamos a la entrada.

Tan pronto como entramos todo el mundo empieza a saludarlo.

-“Buenos días señor Lee”

-“¿Cómo está hoy señor Lee?”

-“¿Necesita que le haga algún favor señor Lee?”- dijo una chica por ahí con seductora.

La fiché de una, esa entró de una a mi lista negra.

Se me hace que Eunhyuk notó mi reacción porque se rió y le contestó a la chica:

-“No, gracias. Hoy él me ayudará en todo lo que necesite”

¿Escuchaste? Eunhyuk es solo mío, puta.

Así seguimos caminando, yo con un poco más de confianza, hasta donde estaba el ascensor y el marcó al número más alto.

-“Se me hace que no te cayó muy bien la chica de recién”- afirmo mirando hacia delante pero siempre con esa sonrisa suya.

-“No, para nada”- le respondo sinceramente mirando al techo.

Escucho que se ríe.

-“Hoy no tomé mi café”- me dice mientras me mira con una mirada divertida ¿Qué le hacía gracia?

-“Ah… si quieres puedo ir a comprarte uno”- no me quería separar de él a menos que él quisiera.

Cambio su mirada cómica a una lasciva. Me dio un escalofrío de placer cuando me acordé cuando me miró así la última vez.

-“Ya que no tomé mi café podría tomar leche, ¿no te parece?”

Uffffff, empiezo a tener calor.

Ding. Llegamos al último piso.

Y cuando se abre la puerta se encuentra el que me secuestró. Abro los ojos de la impresión.

-“Al fin llegaste- dijo Kyuhyun- falta poco para que empiece la reunión”

Y recién se da cuenta que estoy aquí.

-“Los demás están en la sala de por allá”- se notaba que estaba apurado porque nos empezó a empujar.

Se paró delante de unas puertas y me mandó adentro haciendo que casi me caiga del impulso.

-“¿Estás bien”- me preguntó alguien.

Cuando miro donde estaba me di cuenta que no estaba solo. Habían 3 personas más en la habitación.

-“¡Ah! Debes ser el novio de Eunhyuk, ¿no?- me pregunto un chico alegre acercándose a mi- ¡Hola! Soy Sungmin”

¿Novio? ¿Yo era el novio de Eunhyuk? ¿Y si lo era como sabía este chico?

-“Emm.. em… si- decidí darle la razón- Soy Donghae”- miré a los demás desconcertado.

-“¡Lo sabía!- gritó emocionado- Ellos son Siwon y Kangin” y me señaló a los tipos que había en el fondo.

-“Hola- me estrechó la mano un tipo también sonriente- Yo soy Siwon”

El otro solo asintió como saludo.

-“Me llamo Kangin”- me dijo.

También les devolví el saludo.

-“Perdón pero …. ¿Por qué están aquí?”

Se rieron todos.

-“Eunhyuk no te explicó, ¿no?”- me dijo el chico que se llama Sungmin.

Si supiera no te estaría preguntando.

Parece que leyó mi cara porque me contestó.

-“Yo soy el novio de Kyuhyun, Siwon el de Heechul, Kangin el de Leeteuk y Ryeowook el de Yesung, pero ahora Wook no está porque se quedo preparando el evento”

Mucha información de golpe.

-“Espera espera no entiendo”

En eso siwon se acerca y me dice.

-“Hyundai tiene 5 jefes por así decirlo Hee….”

¡¿EH?!

-“¿Hyundai? ¡¿Este es el edificio de Hyundai?!”

Siwon se rió.

-“¿No viste el logo que hay en la entrada?”

-“No”- dije avergonzado.

-“Seguro que estaba demasiado ocupado viendo a su novio que ni se dio cuenta”- dijo ¿Kangin? Burlándose.

Lo miré con una mala cara.

-“Hey, tranquilo es una broma”

-“Bueno, le explico yo o ¿quieres hacerlo?”

-“bueno, bueno. Explicale tu”- y Kangin se sentó en un sillón que había en la habitación.

Los demás también lo hicieron haciendo un gesto para que también lo hiciera.

Siwon empezó a hablar de nuevo.

-“Hyundai tiene 5 jefes por así decirlo. Heechul, mi novio-  dijo mientras sonreía al decir su nombre- Leeteuk quien es el novio de Kangin; Kyuhyun el novio de Sungmin; Yesung, el novio de Ryeowook y Eunhyuk, tu novio”

Asentí como para que siguiera contando.

-“Y de distintas formas todos nosotros nos pusimos de novios con ellos, aunque casi todos fuimos secuestrados por Kyuhyun”- dijo esto con una carcajada.

Hasta yo me rei. Ahora me daba risa.

-“Mi Kyu no es tan malo”- intentó defender Sungmin.

-“Eso lo dices porque a ti no te secuestró con 4 monos golpeándote hasta desmayarte”-dijo Kangin.

-“A mí me golpearon 2 nomás”-dijo Siwon.

-“A mi solo uno y luego en el auto al que me subieron me golpeo Kyuhyun”- dije.

-“¿Mi Kyu te golpeo?”- preguntó sorprendido Sungmin.

Kangin lo miró de mala manera.

-“No sé porque crees que él es un ángel. Es solo un maldito empresario abusador de menores”.

-“Si hay consentimiento, no es abuso”- Se defendió Sungmin.

-“Bueno, no se pongan a pelear de vuelta”-los paró Siwon.

-“Esta bien”- dijo de mala manera Kangin- “Hey Donghae”- me llamo con ya familiaridad.

-“¿Què?”

-“¿Cuál es tu posición?”

-“¿Eh?”

-“Que si sos uke o seme”.

Lo miré sin entender.

-…….., no entiendo”

Kangin se puso la mano en la cara como gesto de impaciencia.

-¡Que si te la ponen o la pones!

WTF?

Al parecer mi expresión debió ser muy graciosa porque todos se rieron.

-“Por su cara de inocente debe ser el uke”- dijo Siwon.

-“Naa, no creo, para mi es seme”-dijo Sungmin

-“Sungmin, a vos te violan todo el tiempo. No tienes derecho a opinar”- dijo Kangin antes de reírse.

-“¡Que si hay consentimiento no hay violación!”

Ahora nos reíamos Siwon, Kangin y yo ante el enojo de Sungmin.

Parece que me iba a llevar bien con ellos.

-“Chicos, centrémonos en lo que estábamos hablando antes de que viniera Donghae”

-“Tienes razón Kangin”

-“¿Qué pasa?”-pregunté dejándome de reirme.

Entonces todos se pusieron serios y me miraron.

-“Al tener unos novios tan podridos de dinero como los que tenemos, nunca faltan las zorras que se los quieren llevar a la cama para que las dejen embarazadas y así obligarlos a casarse con ellas”- empezó a decir Kangin.

¿Qué? ¿Mi Eunhyuk me iba a dejar?

-“No te alarmes Donghae”- siguió Siwon- “Ellos jamás lo harían voluntariamente, pero en el evento de esta noche durará 2 noches y 2 días. Osea este fin de semana. Y hay 5 mujeres…”

-“Esas no son mujeres. Son zorras arrastradas que solo quieren el dinero de mi Teukie”

-“Técnicamente es así”- le dio la razón Siwon- “Bueno, nos enteramos que esas 5 mujeres planean drogar a nuestros novios para que se acuesten con ellos”- terminó de decir esto con rabia- “Por eso Ryeowook está allá preparando todo. Desde cámaras hasta trampas, uno nunca sabe. Donghae”- me llamó- “¿estás con nosotros?”

Mi respuesta era más que obvia.

No iba dejar que nadie se llevara al amor de mi vida.

 

Capitulo 3: https://nevertoofujoshi.wordpress.com/2013/06/07/el-cliente-capitulo-3/

7 pensamientos en “EunHae “El Cliente” Cap. 2

  1. Pingback: Fanfics EunHae |

  2. Pingback: EunHae “El Cliente” Cap 1 |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s